El arte del combate. El principio del fin: Prólogo (Parte 2 de 3)

circulo-de-sangre-edicion-heroica

El arte del combate

El principio del fin: Prólogo (Parte 2 de 3)
Jin Quan se encontraba sentado en la posición del loto sobre la hierba de una colina a unos kilómetros de Gormalak, la enorme urbe tenía a Jin hipnotizado. Jamás había visto un núcleo urbano de tal envergadura en su viaje desde el Reino del Sol hasta aquí, aunque lo cierto es que siempre había evitado las carreteras principales. 

Su anciano maestro un venerado monje antiguo shugenja de la corte le  había enviado hasta esta ciudad porque iba a ocurrir algo tremendo y la ciudad necesitaría héroes provenientes de todas las regiones del mundo. 
Por supuesto Jin no discutió y partió inmediatamente sabedor de que a su vuelta, si es que volvía, probablemente su maestro ya habría abandonado este mundo pues su edad era muy avanzada y su estado de salud estaba deteriorándose a pasos agigantados. 
Jin se levantó de un salto, giró en el aire y quedó encarado en posición de combate hacia la persona que se había situado a su lado sin que él se diera cuenta. Pudo ver que se trataba de una mujer joven de piel oscura, sus rasgos eran muy hermosos mezcla de sangre élfica y humana sin
ninguna duda. 
– Poca gente puede acercarse tanto a mi sin que me de cuenta – dijo Jin con su marcado acento – ¿quién sois que acecháis a viajeros en su camino?
– Mi nombre es Hija del Crepúsculo pero puedes llamarme Shina – respondió ella, tenía que ser sincera con él para ganarse su confianza rápidamente – He soñado contigo y otro guerrero.
– ¿Soñado? – preguntó Jin.
– Si, habitante del reino del Sol, llevo semanas con sueños que me han traído a esta ciudad – prosiguió Shina – Se acerca un gran cataclismo que desencadenará poderes oscuros  sobre esta ciudad y los espíritus me han dicho que tú y ese otro guerrero me ayudaréis a hacerles frente. 
Jin contuvo el aliento, su maestro le dijo que otros héroes se unirían a él para la lucha contra la oscuridad que iba a caer sobre la ciudad… se lo dijeron los espíritus. Tal vez esa Shina fuera una Shugenja en su propia tierra. 
– Normalmente desconfiaría de una extraña como tú pero los espíritus hablaron también a mi maestro sobre esa oscuridad que va a caer sobre Gormalak. 
– ¿Entonces me acompañarás? 
– Si, mientras me demuestres que eres de fiar y que de verdad los espíritus están de tu lado te seguiré – el guerero bajó los puños pues se dio cuenta que aún seguía en guardia e hizo una leve reverencia – Mi nombre es Jin Quan pero puedes llamarme Jin. 
Shina sonrió y devolvió la reverencia. 
– Gracias por confiar en mi Jin – Shina se apoyó en su bastón aunque obviamente no lo necesitaba y se giró hacia Gormalak – Vayamos a la ciudad, con suerte encontraremos a nuestro tercer compañero antes de que anochezca. 
Jin se situó al lado de Shina y juntos entraron en el camino que conducía a la gran urbe. 

El segundo miembro de la cofradía es, como habréis deducido, un artista marcial, clase que también había probado un par de veces en partidas betas y que ahora quería llevar desde 0 y verlo evolucionar correctamente. De los tres miembros de la cofradía es el único que sigue siendo la miniatura que originalmente elegí. Aquí os enseño como va evolucionando su pintura.

IMG_20150710_193945
Nombre:
Origen: Reino del sol
Habilidad de Profesión: Armas naturales con marca del fuego

Atributos

FUE DES CON POD INT MOV A V
 12 13 13 9 9 6 4 11

Atributos derivados:

PV 19
PM 9
RM 0
BD +1d3/+1

Habilidades de combate:

HC 9
HD 5
DEF 2

Habilidades

At Sg Es Pr Tc Md Cnj
 12 12

Dote: Destreza sin armas

Equipo:

  • Armadura tachonada
  • Cuerda y garfios
  • 20 centellas

Defectos:

  • Claustrofobia
  •  Iracundo

Ventajas

  • Ambidiestro
  • Todo por la causa

El que prefiera descargarse el pdf para leerlo en tablet o lector de libros electrónicos os dejo aquí todos los relatos publicados hasta la fecha:

Crónicas de Gormalak - Círculo de Sangre (pdf) (194 descargas)

Próximamente intentaré añadir los relatos en formato epub

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*