El principio del fin Capítulo 3: Enemigo mío

El principio del fin Capítulo 3 es el relato basado en la tercera misión de la campaña oficial del mismo nombre creada por Last Bullet Games para su juego Círculo de Sangre. A este escenario se venía tanto del escenario 2A como del 2B, así que siempre se juega el escenario 3.

Podéis encontrar las entradas de todos los capítulos aquí.

Y sin más os dejo con el relato tras el salto: 

El principio del fin Capítulo 3: Enemigo mío

Shina estaba meditando en el pequeño patio interior de la casa donde Jin también estaba realizando una sus katas mañaneras, cuando sonó una llamada a la puerta.

Era temprano así que pensar en que Morales estaría despierto y sobrio para abrir la puerta era una tontería y Jin jamás dejaría sus katas a medias así que le tocó a ella levantarse e ir a abrir la puerta.

Allí se encontró a un enano algo deforme y delgaducho comparado con el estándar de su raza que se secaba unos mocos con un pañuelo verdoso que en el pasado debió ser blanco.

– Hola señora Shina – dijo – Mi nombre es Krum y represento a Desker Grull, el coleccionista para el que recuperasteis unas piezas de armaduras hace poco.

– Recuerdo al señor Grull – dijo ella – aunque aún no le hayamos conocido en persona. ¿Quieres pasar?

– No, gracias, seré breve – respondió él sorbiendo ruidosamente por la nariz – Mi señor desea que os unáis a la cofradía de Alex Mizt para ir juntos a recuperar una espada de coleccionismo que tiene cierto valor para él.

– No confío en la Alex Mizt y su cofradía – replicó Shina – Si ellos están implicados no quiero saber nada de este trabajo.

– Mi señor entiende que habéis tenidos encontronazos en el pasado – dijo suplicante Krum – por eso os pagará generosamente a ambos y si hay combate entre las cofradías ninguna de las dos cobraréis.

Shina pensó durante unos instantes… <<Necesitamos el dinero para comer y mejorar nuestro equipo y el traicione de “El roñas” seguro que por dinero convence a su capitán que mantenga el trato>>

– De acuerdo, Krum – respondió finalmente – Dame los detalles.

**

Las dos cofradías tuvieron unas palabras mientras se acercaban a aquella zona cercana a la ciudad casi por completo abandonada donde se encontraban los nidos de araña en cuyo interior murió el antiguo poseedor de la espada astral que debían encontrar.

Aquí alguna vez hubo un pequeño pueblo que, por supuesto los de la cofradía de Alex se dedicaron a buscar que podían saquear mientras que Shina y los suyos se acercaban hacia el nido y los diferentes capullos donde podrían estar encerrados los restos del propietario junto a su espada.

Un grupo de arañas gigantes se lanzaron sobre el grupo y entonces Shina se dio cuenta de que Aag’Maad el hombre lagarto al que perdonaron la vida en la trifulca del almacén les cubría las espaldas con un certero disparo de arcabuz que reventó la cara a una de las arañas.

Shina rodeó con un muro de fuego a una de las arañas que al atraversarlo comenzó a arder y con una plaga que invocó remató a la moribunda araña.

Morales se lanzó contra una araña a la que troceó con tres veloces ataques de sus espadas pero gritó de dolor cuando la sangre le salpicó.

– ¡¡Cuidado!! – gritó – ¡¡Su sangre es ácida!!

La advertencia no llegó a tiempo para Alex que todavía venía resentido por sus heridas de la batalla anterior y Morales tuvo que lanzarse a ayudarle para cubrir a Shina que seguía buscando la espada.

La espada bastarda de Alex golpeó una de las patas de la araña, Morales aprovechó para atravesar el lateral del abdomen que quedó al descubierto y debió llegar a algún punto vital porque empezó a sangrar abundantemente mientras caía.

Morales intentó esquivar el chorro de sangre verdosa pero no lo logró del todo y cayó inconsciente por el dolor.

Shina sintió como los espíritus temblaban y se alejaban de la zona sabiendo que Szifith estaba invocando su oscura magia.

Un grupo de zombis apareció para frenar a otra araña, justo en ese momento ella encontró la espada mientras veía como Jin luchaba salvajemente contra dos arañas, una de ellas cayó bajo la espada del ahora liberado Alex y la otra atacaba a Jin que esquivaba grácilmente los ataques hasta que en un paso en el suelo derrumbado ambos cayeron al sistema de túneles que había bajo la ciudad.

Morales se estaba levantando aturdido cuando la última araña cayó a manos de los dos zombis a los que el nigromante hizo caer justo en ese instante pues ya no eran necesarios.

– Ve con Aag’Maad y entregad la espada – dijo Alex – Me quedaré aquí con Morales y Szifith a buscar a Jin.

– Gracias – dijo Shina – Morales, asegúrate de traerle a salvo a casa.

**

Shina había aprovechado un pequeña parte del dinero cobrado para pasar comprando plantas desecadas y semillas que no se encontraban de manera natural en Gormalak y que le vendría bien para hacer crecer sus propias plantas por un lado y para atender las heridas de ácido de Morales y Jin.

Ya anocheciendo llegó Morales a la casa… solo y dolorido.

– Ve al baño, lávate y te aplicaré una crema que he estado creando que te aliviará el dolor y acelerará tu curación.

Morales solo asintió dejando caer las espadas tras cerrar la puerta de la casa.

“No le encontramos por ninguna parte” le había contado Morales mientras le aplicaba la crema.

En eso pensaba ella mientras desde el balcón miraba las estrellas.

– Cuando Morales se recupere bajaremos a buscarte y te encontraremos – prometió.


El que prefiera descargarse el pdf para leerlo en tablet o lector de libros electrónicos os dejo aquí todos los relatos publicados hasta la fecha:

Crónicas de Gormalak - Círculo de Sangre (pdf) (155 descargas)

Próximamente intentaré añadir los relatos en formato epub


Análisis de juego del escenario

2016-02-14 17.42.17

(si, lo sé, usé miniaturas sin terminar de pintar pero es que enero fue muy duro y no pude completar a mis aventureros ni a las casas, esta semana espero terminarlo todo)

Este escenario al verlo sobre la mesa pensamos que iba a ser bastante más sencillo de lo que luego fue. En el centro de la mesa estaba la espada que debíamos recuperar protegida por 5 arañas que demostraron ser unos monstruos duros de roer.

Como habréis visto por el relato perdimos a 3 aventureros a manos de las arañas pero es que en el caso de mi artista marcial, Jin, fue letal porque Sagraldar tiro por la araña que atraje fuera de la zona de seguridad y me mató en una ronda de combate de solo dos ataques y eso que Jin tiene 5 puntos de armadura. Por suerte, después de eso logré acabar con magia con esa misma araña, matar a otra araña con Morales antes de que una tercera araña matara a Morales y al Soldado Capitán de mi compañero.

Después de eso gracias a la magia acabé con otra araña y dejé tocada a otra que se encargaron los zombies de Sagraldar (que convocó en 3 ocasiones cada vez que las arañas acababan con los del conjuro anterior). Finalmente solo quedó en la mesa un zombie trabado con el explorador y en el último turno logré sacar con Shina la espada de la mesa.

Una batalla sufrida en la que dos miembros de la cofradía de Sagraldar subieron a nivel 2, Shina subió a nivel 3 y Morales se quedó a las puertas de dicho nivel. Lo cierto es que lo pasamos muy mal y viendo lo que nos espera en el escenario 4-A no tiene pinta de que lo vayamos a pasar mucho mejor… Continuaremos en una semana o dos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*